“Siguiendo la línea de sucesión presidencial establecida en la constitución”, esta fue la explicación que entregó Jeanine Áñez respecto a su autoproclamación como presidenta de Bolivia.

Pese a que el congreso boliviano intentó sesiona para nombrar Áñez como presidenta del Sedando para de esta forma ascender al cargo de presidenta interna, no hubo suficiente quórum en la sesión, es por ello que fue llevada a otro recinto, en él asumió el cargo como representante del país.

Luego de más de tres semana de conflictos poselectorales y la petición de renuncia de Evo Morales por parte de las Fuerzas Armadas, la senadora aseguró que tomará las medidas necesarias para pacificar Bolivia.

“Como presidenta de la Cámara de Senadores, asumo de inmediato la presidencia del Estado, predicha en el orden constitucional y me comprometo a asumir todas las medidas necesarias para pacificar el país”, dijo.

Áñez es senadora del opositor Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional por el departamento Beni desde 2010.