Bajo el lema “no es un delito marchar por nuestra seguridad”, mujeres policías integrantes de las fuerzas de seguridad de Argentina han rechazado reprimir marchas que se proclamen en contra de la violencia de género.

El grupo, liderado por la oficial principal de Santa Cruz, Gabriela Macías, comentó en un comunicado que su objetivo es “frenar los abusos y violaciones a nosotras dentro de la institución”.

Además, las oficiales señalaron que el documento será entegrado al Ministerio de Seguridad de la Nación de Argentina, organismo dirigido por Patricia Bullrich.

“Creemos que no debe enviarse ni a policías hombres ni a mujeres, porque pedir por el cese de la violencia no es delito, y no tenemos que estar allí. Y si estamos, será para levantar el cartel `Ni una menos’, acompañando, jamás reprimiendo”, dice el comunicado.

También recalcaron que están totalmente en contra de la represión de organizaciones feministas.

“Ante cualquier hecho de violencia siempre estaremos del lado de las mujeres que han sido reprimidas, y pedimos que denuncien los abusos de poder”, agregaron.