La princesa Salma bint Abdullah de Jordania se convirtió oficialmente en la primer mujer piloto en su país tras terminar su formación teórica y práctica en las Fuerzas Armadas de su país, que podría inspirar a otras mujeres en Medio Oriente.

El rey Abdalá II bin Al Hussein le otorgó la víspera sus alas de aviación a Salma, de 19 años, en el Palacio Husseiniya en esta capital tras graduarse en noviembre del 2018 de un curso en la Royal Military Academy Sandhurst.

Con ello se convirtió en la primera jordana en completar el entrenamiento preliminar de piloto en un avión de ala fija, acompañada durante la ceremonia de su madre la reina Rania y su hermano mayor, el príncipe heredero Hussein, informó el canal árabe de televisión Al Jazeera.

Hasta el momento, la corte real aún no ha hecho una declaración sobre las responsabilidades militares de la princesa después de recibir sus alas.

Aunque será la primera piloto, no es la primera en graduarse en la academia militar con sede en el Reino Unido. Su tía paterna, la princesa Aisha bint Hussein, fue la primera mujer árabe en asistir a Sandhurst y se graduó en 1987.

Jordanía  es una una de las regiones con menores índices de equidad de género registrados en el mundo, se ubica en el lugar 85 con solo 60.4 puntos de 100, de acuerdo con un informe elaborado por la asociación internacional Equal Measures 2030, en el que solo 21 países obtuvieron una calificación superior a 80.