Corre a tu monedero y echa un vistazo a tus monedas de 10 pesos, podría ser que sin saberlo tengas una pequeña fortuna, pues con ciertas características una de ellas podría valer hasta mil pesos ¿Cómo? Ahora te explicamos todo.

De acuerdo con el banco HSBC existen ciertos defectos de fábrica que aumentan el valor de la moneda. Al tratarse de “especímenes únicos” o raros pueden ser de gran interés para los coleccionistas.

Ahora te estarás preguntando cómo identificar esos pequeños detalles que podrían hacer de una moneda de 10 pesos una pequeña mina de oro.

Pues basta con observar los patrones alrededor de la moneda, lo normal es que éstos se presentan viendo hacia la izquierda, pero de no ser así ¡Sorpresa! Eres la o el afortunado poseedor de una moneda defectuosa. Aquí de dejamos una imagen para que puedas visualizar cómo se ve en ambos casos.

Arriba: moneda normal – Abajo: moneda con defecto

Vale la pena recalcar que este valor es para coleccionistas, en el caso de los bancos, locales, negocios o el resto del mundo, el metal sigue valiendo 10 pesos.