Foto Humberto Estrada

Esta mañana la Premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú, se presentó en el Senado de la República para hacer un llamado a la defensa y protección de los derechos humanos de los migrantes y la propiedad intelectual de los indígenas del país.

Para ello, a través de la Asociación Menchú Tum, se firmó un acuerdo de colaboración que tiene como objetivo promover y fortalecer los derechos humanos, la inclusión, la cohesión y la paz de estos pueblos.

Durante la conferencia magistral “Las Bellas Artes de los Pueblos Originarios”, Menchú aseguró que es necesario tomar acciones enérgicas que defiendan a estos sectores de la población, como gobierno y como sociedad civil.

El presidente de la mesa directiva, Martí Batres Guadarrama, comentó que no están en contra de la difusión de las creaciones culturales que existen en México, sino que el objetivo es que esto se haga de forma justa y con reconocimiento para los pueblos indígenas; y no como un “sutil despojo”.

Este convenio establece las bases para fomentar la defensa y promoción de los derecho económicos, sociales, culturales y ambientales de los pueblos originarios.