“Mami, este señor se ve muy sospechoso y grosero”, este fue el último mensaje que Laura Karen Espíndola Fabián mandó a su mamá antes de desaparecer. La joven de 30 años abordó un taxi el 3 de diciembre afuera de la estación de Metro General Anaya, éste la llevaría a su casa, sin embargo nunca llegó.

Hasta las 02:02 horas de la madrugada de este 4 de diciembre, Daniel Espíndola, hermano de Karen, refirió que aún no tenían noticias del paradero de su hermana. Sin embargo, a las 11:40 horas del mismo día, realizó una publicación en la que da a conocer que ya se encuentran reunidos.

«Muchas gracias a todos por el apoyo, Karen Espíndola, mi hermana ya está en casa. No llegó en las mejores condiciones pero seguirán las investigaciones. En verdad no le deseo este sentimiento a nadie», dijo en Facebook.

El hashtag #TeBuscamosKaren, se viralizó en redes sociales, luego de que Daniel pidiera ayuda a los internautas para localizar a Laura. La última pista que tenían eran los mensajes que la joven mandó a su madre, donde expresa incomodidad por el conductor del automóvil.

La información fue confirmada por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México así como por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, a través de Twitter.