El pasado 5 de octubre, la futbolista mexico-estadounidense, Sofía Huerta, fue víctima de agresión sexual por parte de un aficionado. El hecho se dio durante un partido amistoso entre la liga femenil de Tigres y Houston Dash en el Estadio Universitario del Club Tigres de México.

Luego del partido, la jugadora de 26 años se acercó a las gradas y aceptó tomarse una fotografía con un aficionado, fue en ese momento cuando el hombre se aproximó a ella y, sin su consentimiento, le tocó un seno. El acto de acoso quedó registrado por el sitio web Fut Femenil, y por supuesto ha causado gran indignación.

A través de un comunicado el Club Tigres de México informó que presentó una demanda para atender el caso.

«Estamos comprometidos para erradicar de nuestro estadio y de nuestra comunidad cualquier forma de acoso o situación que atente contra la dignidad o intente intimidar, degradar u ofender a las mujeres», dice el texto.

El club también solicitó la ayuda de los aficionados para ubicar al agresor de Sofía y aseguró que éste será vetado de por vida de sus instalaciones y de todos los partidos de la rama fémina y masculina.

Sofía Huerta formó parte de la Selección Femenil Mexicana de 2012 a 2013, en 2015 decidió jugar para Estados Unidos y actualmente es la mediocampista de Houston Dash.