Este 2019 fue declarado Año Internacional de las Lenguas Indígenas, por ello, académicos de la Universidad de Guadalajara (UdeG) advirtieron que la falta de traductores es uno de los principales retos para poder consolidar el rescate de nuestras diversas lenguas indígenas.

“Se siguen necesitando a más personas para la traducción”, destacó el investigador del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la universidad tapatia y coordinador del Premio de “Literaturas Indígenas de América, Gabriel Pacheco Salvador”.

 “Se requiere formar a varios hablantes que tengan la habilidad de traducir, y se necesita a un gran número de personas que tengan esa especialización”, aseguró.

La  UdeG destacó que 25 millones 694 mil 928 mexicanos (21.5 % de la población total) se reconocen como parte de algún pueblo autóctono, pero sólo 7 millones 382 mil 785 de ellos hablan alguna de las lenguas indígenas, esto de acuerdo con datos de la Encuesta Intercensal 2015 del Inegi.

Pacheco Salvador explicó que la mayoría de las traducciones existentes se realizaron gracias al Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali), pero lamentó que no sea una labor que se replique en los estados de la República.

“Una institución nacional no alcanza a permear en todas las entidades, que es donde hay mucho por hacer, ya que ahí están los hablantes”, subrayó el investigador universitario.

El jefe del Departamento de Lenguas Indígenas la UdeG, José Luis Iturrioz Leza, señaló que si bien algunas instancias públicas han producido materiales de radio y televisión en lenguas indígenas, e incluso ya existen versiones de la Constitución y convocatorias para concursos en estos idiomas, aún faltan verdaderos profesionales que hagan traducciones en el ramo.