Carmen Conde Abellán se convirtió en la primera académica de la Real Academia Española (RAE) en 1979. La poeta y dramaturga nació el 15 de agosto en Cartagena, una región en Murcia, España donde más tarde (en 1931) fundó la Universidad Popular de Cartagena.

Su historia para ingresar ala RAE comienza en 1923, cuando luego de aprobar las pruebas correspondientes, fue aceptada como auxiliar de la Sala de Delineación de la Sociedad Española de Construcción Naval.

Más adelante comenzó a trabajar en a Escuela Normal de Maestras de Murcia; fue entonces cuando en 1924 publicó su primer trabajo en el diario de Cartagena. Su entusiasmo la llevó a seguir colaborando con distintos periódicos y revistas.

TE PUEDE INTERESARLA HISTORIA DE SELMA LAGERLÖF, LA PRIMERA MUJER EN GANAR UN NOBEL DE LITERATURA

Continuó con sus publicaciones y en 1933 se mudó a Madrid y quedó embarazada, sin embargo su hija nació muerta, situación que por supuesto la marcó y que se veía reflejada en sus poemas constantemente.

La década de 1940 fue muy productiva y Conde, bajo los seudónimos de Magdalena Noguera, Florentina del Mar y otros, publicó obras de tono religioso, cuentos para niños, teatro, ensayos y relatos.

En 1978, fue elegida académica de número de la RAE, ocupando el sillón «K«, y el 28 de enero de 1979 pronunció el discurso de ingreso en la Academia, Poesía ante el tiempo y la inmortalidad.

A partir de 1982, comenzaron a manifestársele los primeros síntomas de la Alzheimer, aunque no dejó de conceder entrevistas, hasta que la muerte tocó su puerta en 1996 a los 88 años. Conde pasó sus últimos días en una residencia en Majadahonda.