Luego del incendio ocurrido el pasado 15 de abril dentro de Notre Dame la estructura quedo seriamente afectada, ahora el Ministerio de Cultura de Francia alertó que la catedral corre el riesgo de colapsar.

El informe fue dado tras la caída de varias piedras debido a la última ola de calor que se registró en el país galo a finales de julio pasado.

El organismo manifestó que era necesario reanudar los trabajos de reparación en la catedral que fueron suspendidos a finales de julio pasado debido al peligro que corrían los obreros al exponerse a las partículas de plomo.

«Nuevas caídas de piedras de la nave han ocurrido recientemente después del episodio de la ola de calor» señaló el Ministerio de Cultura, según informó el diario francés Le Figaro.

Autoridades locales informaron que los trabajos de restauración iniciarán el próximo lunes 19 de agostó si se garantiza que «se cumplen «los requisitos de seguridad.