La asociación marca la primera vez que  la casa italiana entra en el mercado hotelero.

Tras seis meses de una extensa renovación, el pretigioso Hotel Savoy, construido hace 125 años, renace con la inauguración de su remodelado interior.

Ubicado en el corazón de Florencia, Italia, en la Piazza della Repubblica, Hotel Savoy reabrió oficialmente sus puertas luego de que la marca de moda de renombre mundial, Emilio Pucci, colaborara con el proyecto dejando en él la esencia del diseño italiano.

 De esta manera, la ‘joya florentina’ de la cadena Rocco Forte Hotels busca reposicionarse como un ícono de la ciudad para el viajero de lujo moderno, “en un destino cosmopolita con una vibrante y contemporánea cultura y la cuna de la moda italiana”, dijo

Rocco Forte Hotels es una familia de 10 hoteles y resorts individuales. Todos los hoteles son símbolos de las ciudades donde se ubican, antiguos y nuevos, ocupando magníficos edificios en lugares excepcionales.

La empresa hotelera explicó que la colaboración comenzó cuando Emilio Pucci produjo una bufanda de seda exclusiva con las imágenes del Hotel Savoy y la histórica plaza donde éste se encuentra. La bufanda de seda, en rosa brillante y en azul turquesa, se colocó bajo encimeras de cristal que posteriormente formaron el elemento decorativo clave del restaurante de la terraza.

Detalló que la entrada y el lobby del hotel han sido reintegrados a su grandeza original y presentan elementos coloridos de arte y diseño, incluyendo pinturas de Luca Pignatelli, con lo que se añade una sensación de glamour. Con un techo de cinco metros de altura decorado con moldura, ahora el lobby cuenta con dos nuevas grandes mesas de recepción que incorporan características neoclásicas como putti y cariátides en las cuatro esquinas, representando las cuatro estaciones y la «Flor de Lis», el emblema de la  ciudad.

El toque de Pucci continúa por todo el lobby; dos sillones pasaron por el tratamiento de la casa italiana y presentan una estampa de flores de terciopelo que mezcla motivos renacentistas con espíritu pop art. El visual, moderno y sofisticado lobby del hotel se complementa con una alfombra tufada a mano con la icónica estampa Lamborghini de los Emilio Pucci Archives, en matices de rosas, gris, blanco y negro”.

Al reducir el número de habitaciones y suites de 102 a 80, muchos de ellos han sido completamente reestructurados y han aumentado de tamaño para ofrecer a los huéspedes una experiencia más lujosa y espaciosa: las Suites Junior, las Grand View Suites y “la nueva e impresionante Suite Presidencial Duomo ocupa su propia ala de 177 m2 con vistas espléndidas de la deslumbrante Cumbre de Brunelleschi”. Además, en el quinto piso, se encuentra la suite única de dos pisos con una vista panorámica de los tejados de Florencia.

La cadena compartió que cada una de las habitaciones y suites ha sido diseñada para dar una sensación de calma y tranquilidad: «Los tonos tranquilos combinados con los tejidos lujosos crean una sensación predominantemente italiana».

¿Te gustarían unas merecidas vacaciones en este lujoso hotel?

 

Total
7
Shares