La esgrimista Paola Pliego ganó una demanda interpuesta a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) por daños y perjuicios tras un falso positivo de dopaje que la marginó de participar en los Juegos Olímpicos Río 2016.

La demanda se llevó a cabo durante la administración de Alfredo Castillo al frente del organismo deportivo, por lo que ahora se deberá analizar si procede y se retribuye un pago de 15 millones de pesos a la competidora, que decidió cambiar de nacionalidad.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

He salido adelante porque el fuego en mi interior ardió más que el fuego a mi alrededor. 🔥🤺

Una publicación compartida por Paola Pliego 🌻 (@paolapliego) el

De acuerdo con los abogados de la esgrimista, el laboratorio antidopaje de la Conade incurrió en una serie de errores en el manejo de un control de supuesto doping y que a la postre ocasionó que la atleta quedara fuera de la cita olímpica de Río 2016.

Debido a la situación, la queretana decidió cambiar de nacionalidad el año pasado y optó por representar a Uzbekistán y ahora busca su pasaporte a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 por esa nación.