Además del aporte a la economía del país, existen otros motivos por los que comprar productos nacionales puede beneficiarte y a la comunidad. Aquí te presentamos cinco:

  1. Garantizas el origen y calidad de los productos: por ejemplo en el caso de los alimentos sabrás que es algo más fresco.
  2. Ahorrarás entre el 25 y 30%: esto gracias a que evitarás los impuestos que genera la importación.
  3. Apoyas a la generación de empleos: las crisis económicas obligan a muchas personas a emprender, si consumes nacional ayudas a la creación y conservación de empleos.
  4. Conocerás nuevas marcas: podemos asegurarte que la variedad es muy amplia y seguro algo te gustará tanto como para volverte un fiel consumidor de una marca mexicana.
  5. Si también eres o te conviertes en un productor mexicano: crearás una red de contactos que finalmente se convierten en un círculo virtuoso.