Desde el pasado primero de abril comenzó a correr el plazo para que las personas físicas realicen su declaración de impuestos anual. El tema puede atemorizarte y quizá no sepas por dónde empezar; pero no te preocupes, aquí está el paso a paso de cómo realizar el trámite.

  1. Primero que nada, asegúrate de tener a la mano los datos de tu Registro Federal de Contribuyente (RFC) a 13 dígitos con homoclave; esto te servirá para ingresar al sitio del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Si no conoces tu RFC, quieres generarlo o consultarlo puedes hacerlo en la página del SAT.
  2. Ingresa al sitio web del SAT, puedes ir directo al apartado de personas físicas dando click aquí. Ahí te solicitarán lo señalado en el punto número 1.
  3. Una vez abierta la declaración prellenada es importante corroborar que los datos que contiene sean correctos. En caso de dudas puedes consultar el visor de nómina.
  4. En caso de que exista un saldo a favor, debes contar con el número de cuenta de 18 dígitos y banco al que quieres que se realice la devolución.

¿Cómo sé si yo debo presentar declaración anual?

De acuerdo con la ley, si te encuentras en alguno de los siguientes supuestos es obligatorio presentar el trámite.

  • Obtuviste ingresos mayores a 400 mil pesos. No obstante, este año, si obtuviste ingresos exclusivamente por salarios de un solo patrón, siempre que te haya emitido comprobantes de nómina por la totalidad de los ingresos, no estás obligado a declarar.​
  • Dejaste de prestar servicios antes del 31 de diciembre del año de que se trate.
  • Obtuviste ingresos de dos o más patrones de manera simultánea.
  • Obtuviste otros ingresos acumulables (honorarios, arrendamiento, actividades empresariales, entre otros), además de salarios.
  • Percibiste ingresos de empleadores no obligados a hacer retenciones, como es el caso de Organismos Internacionales.
  • Percibiste ingresos por concepto de jubilación, pensión, liquidación o algún tipo de indemnización laboral.
Total
10
Shares