La economía mexicana enfrenta un proceso de desaceleración y una fase de estancamiento, lo que ha retrasado su recuperación en este 2019, sostuvo el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León.

Señaló que el crecimiento de 0.1 por ciento durante el tercer trimestre del año, dado a conocer este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), resultó “inferior” a lo esperado por los analistas económicos.

“Es un elemento que confirma el estancamiento en el que ha estado la actividad económica”, manifestó en rueda de prensa.

Aclaró que si bien la economía registró un crecimiento de 0.1% durante el tercer trimestre del año, con base en cifras ajustadas por estacionalidad, el Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo 0.4% en su comparación anual.

El panorama sombrío, dijo, obedece a la debilidad de la inversión y a las tensiones económicas del exterior, como la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la negociación del Brexit.

Pese a ello, Díaz de León aseguró que la capacidad de pago de los hogares se mantendrá en buenas condiciones, como resultado de la masa salarial que ha crecido por las revisiones salariales a lo largo del año y los niveles altos de remesas.

Hace unos días, las secretarías de Hacienda y de Comunicaciones y Transportes iniciaron 873 procesos de licitación asociados al programa de obras de 2020.