Tener a una mujer en la alta gerencia o en el consejo directivo de una empresa eleva entre 8 y 13% el rendimiento de los activos

La presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, hizo un llamado para que los 189 países miembros del organismo atendieran la problemática de equidad de género que existe al rededor del mundo.

En este sentido aseguró que nuevas estimaciones del FMI confirman que cerrar la brecha de género en el empleo podría incrementar el Producto Interno Bruto (PIB) un 35% en promedio, del cual entre 7 y 8% corresponden a aumentos de productividad gracias a la diversidad de género.

«Empoderar a la mujer e impulsar la equidad de género es un tema imperativo de atender en el mundo», consideró durante la publicación “Finance & Development”, la revista trimestral impresa del FMI.

Ahí, Lagarde reflexionó sobre la lucha por lograr una mayor igualdad de género; aseguró que el trato desigual o discriminatorio puede marginar a las mujeres y obstaculizar su participación como personas productivas que contribuyen a la sociedad y a la economía de una manera inestimable.

“Aun así, cuando considero el rico entramado de organismos y personas que pueden marcar una diferencia a la hora de garantizar la igualdad de oportunidades para las mujeres, también veo que las autoridades económicas desempeñan un papel crucial”, manifestó.

Agregó que tener una mujer más en la alta gerencia o en el consejo directivo de una empresa, sin cambiar el tamaño de dicho órgano, eleva entre 8 y 13 puntos básicos el rendimiento de los activos.

«Si los bancos y supervisores financieros aumentaran la proporción de mujeres en altos cargos, el sector bancario también sería más estable», concluyó.

Total
4
Shares