Con 10 mil toneladas de producción de piloncillo, 80 % de ellas de manera artesanal y a pequeña escala, el estado de San Luis Potosí mantiene el primer lugar a nivel nacional en volumen y valor de este tradicional dulce.

 

Así lo indicó el titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Recursos Hidráulicos (Sedarh), Alejandro Cambeses Ballina, al señalar que se requiere una superficie de poco más de ocho mil hectáreas de caña de azúcar y entre 10 y 12 toneladas de la misma para producir una tonelada de pilomcillo.

El proceso de elaboración consiste en la extracción del jugo de caña, evaporación y moldeado del piloncillo. De esa producción se obtienen 90 millones de pesos.

La calidad del piloncillo se mide por su color y textura, con una vida en anaquel de entre siete y ocho meses. Entre los principales centros de consumo se encuentran la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, expuso.

A pesar de que los productores de la huasteca potosina se enfrentan a mercados cada vez más competidos por subproductos derivados de la industria azucarera y de extractos de edulcorantes de maíz (fructosa), el piloncillo es uno de los productos con mayor arraigo en la cultura y presenta una fuerte dinámica basada en su carácter social, económico y político del sector azucarero.

De ahí que la dependencia estatal ha apoyado a la asociación de los productores, con la intención de ser capacitados y de que sus productos cuenten con un empaquetado y etiquetado adecuado que les permita comercializarlos y exportar.

No obstante, añadió que en el estado se han instalado dos plantas agroindustriales y cuentan con tecnología de punta para la producción del endulzante, como la primera empresa industrializada en Tanlajás que genera una derrama económica de 32 millones 545 mil pesos en la región.

Fuente: NTX

Total
121
Shares