Derivado de la pandemia global de Covid-19 y del distanciamiento social que debemos aplicar para contener la rápida expansión del virus, una crisis afecta a los emprendedores, cuyos negocios dependen del flujo diario de personas para comercializar sus productos.

Una opción para que estos negocios puedan seguir adelante es Canasta Rosa, plataforma de compra y venta de productos únicos hechos por emprendedores. En este momento la empresa está tomando las siguientes iniciativas para apoyar a sus colaboradores, así como la comunidad de compradores y de emprendedores.

«Todo nuestro personal continúa trabajando al máximo. Si su posición lo permite, están trabajando desde su hogar para apoyar el distanciamiento social. Adicionalmente, los equipos operativos se encuentran repartiendo para apoyar a que millones de personas se queden en casa y reciban todos sus productos a domicilio», señaló a través de un comunicado la empresa dirigida por Déborah Dana.

Además, los equipos operativos y emprendedores están recibiendo toda la información necesaria sobre las mejores prácticas de salubridad a seguir. Adicionalmente la empresa está siguiendo la práctica de entrega de paquetes sin contacto, en donde compradores no entran en contacto con el repartidor.

«Esta crisis está resultando en un alto incremento en tiendas y compras en la plataforma.  Todos nuestros equipos se encuentran trabajando intensamente para poder crecer la operación y la capacidad del sitio para poder soportar este crecimiento acelerado».

Conscientes de que su plataforma puede ayudar a que muchos pequeños emprendedores no tengan que cerrar sus negocios, hoy Canasta Rosa es el Marketplace con la comisión más baja del mercado y sin ninguna cuota fija.

«Estamos ofreciendo programas de compra de materia prima, programas de publicidad pagada a tiendas y Canasta Rosa está incrementando su inversión publicitaria durante este periodo para que todas las tiendas de la plataforma se vean beneficiadas».