Se estima que tan solo en México, cerca del 35% de las mujeres dentro de la población económicamente activa ha iniciado su propia empresa. Además, de acuerdo con un estudio publicado a través de la Fundación Kauffman, las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) lideradas por mujeres obtienen hasta 12% más de ganancias netas anuales, comparado con las Pymes dirigidas por hombres.

Con base en ello la compañía de seguros CHUBB afirma que «los negocios propiedad de mujeres representan una gran oportunidad para fortalecer la economía del país».

TE PUEDE INTERESAR4 CONSEJOS DE LIDERAZGO PARA EMPRENDEDORAS

También apunta que existen dos condiciones necesarias que permiten el sano desarrollo de cualquier nueva empresa: la primera es contar con un entorno favorable para el proyecto en cuanto a respaldo financiero y familiar se refiere; la segunda es la adquisición de un seguro para micro, pequeñas y medianas empresas, pues recuperarse de cualquier imprevisto, por pequeño que parezca, puede ser muy costoso y poner en riesgo no sólo la estabilidad financiera del negocio, sino también la tranquilidad de las emprendedoras y sus familias.

Sin importar el tipo de proyecto que se esté emprendiendo, vale la pena considerar que al asegurarlo estamos protegiendo todo nuestro tiempo, dinero y esfuerzo invertido en él.

La oferta entre las aseguradoras es diversa, lo importante es encontrar un servicio que se adapte a nuestro bolsillo y necesidades. En el caso de CHUBB existen productos como ABA Pyme Segura, seguro abarca desde el robo de equipos y mercancías, hasta asistencia médica para clientes y empleados en caso de sufrir un accidente dentro del establecimiento asegurado.