Cuando la cantante islandesa Björk anunció su serie de conciertos en México, determinó que el concepto de su espectáculo iba a ser sobre las mujeres que se apoyan entre sí, por lo cual no es raro ver a medusas adoptando la feminidad humana en su video Tabula rasa, de su reciente álbum Utopía.

En Tabula rasa, lanzado el pasado 10 de mayo, se escucha algo que podría traducirse como un discurso de empoderamiento femenino: “Para que nos levantemos mujeres, no tomemos lo que está caído”.

De esta manera, bajo el título de Cornucopia, Björk se presentará en la Ciudad de México el 17, 20, 23, 27 y 30 de agosto de 2019, con un espectáculo al que ha definido como teatro digital.

“Cornucopia es probablemente el ‘show’ más expansivo que tendré… es un esfuerzo por encontrar un equilibrio entre todas las áreas”, mencionó la cantante mediante un comunicado.

La cantante comenzó su gira en Estados Unidos, en el recinto cultural The Shed, en la ciudad de Manhattan, entre mayo y junio de 2019. Para entonces, la revista The New Yorker catalogó el espectáculo como “una fantasía, un arma para el cambio y Cornucopia, un espectáculo en el escenario exuberantemente abrumador».

A través del álbum, la también compositora construye un discurso, ya no sólo de empoderamiento femenino, sino de alcanzar una realidad que favorezca a los seres humanos, la utopía.