Fotos Ocesa: Cesar Vicuña

Con un repertorio que incluyó AlgorithmPlug in baby y Propaganda, Muse deleitó por más de dos horas a fans mexicanos. Los silbidos y gritos de euforia de los presentes retumbaron desde antes que iniciara el «show» en el Foro Sol.

La oscuridad abrigó el recinto y una pasarela de trompetistas uniformados con luces de neón se hizo presente en el escenario, razón por la que los asistentes se pusieron de pie para gritar.

El entusiasmo se desbordó cuando de entre los trompetistas fue ubicado Matt Bellamy, vocalista de la agrupación británica, acompañado posteriormente por el baterista Dominic Howard y el bajista Christopher Wolstenholme.

Los saltos, las nebulosas rojas y azules en las pantallas, e incluso las lágrimas se hicieron presentes; las constantes animaciones en colores neón, proyectadas en la pantalla central, acompañaron la noche.

El momento cumbre de la noche llegó con Dig down, cuando la agrupación se colocó en medio del escenario y el público se sumó desde sus asientos con las luces encendidas de sus celulares. En ese instante el Foro Sol se mostró imponente ante la asistencia de las miles de personas.

Para el tema Mercy, el vocalista pidió al público poner las manos hacia el cielo mientras bajaba del escenario para saludar y acercarse a sus fans, quienes rompieron en un grito con el «¡Viva México!» del intérprete. La agrupación, que cerró el show con Metal Medley y Knights of Cydonia.