Altos niveles de ácido docosahexaenoico (DHA) en la mujer embarazada, se relacionan directamente a un incremento del coeficiente intelectual y capacidad visual en el bebé, así lo aseguró el director científico del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM), Héctor Cori Traverso.

Cori Traverso manifestó que es posible encontrar el ácido docosahexaenoico en diversos alimentos enriquecidos, entre ellos aceite vegetal, leche, salchichas y pechuga de pavo y jugos.

El director de la empresa global dedicada a la nutrición, la salud y la vida sostenible, DSM,  señaló que el DHA “es un componente fundamental en las grasas y los aceites de los peces que habitan en las grandes profundidades de aguas frías”.

 

En el marco del pasado XVIII Congreso Latinoamericano de Nutrición, que cada año se realiza en Guadalajara, mencionó que el DHA constituye 25 % del total de ácidos grasos presentes en el cerebro y 97 % del total de ácidos grasos tipo omega-3 en la misma región; representa 93 % del total de los ácidos grasos omega-3 en la retina y 60 % de los ácidos grasos en las células fotorreceptoras de la retina (conos y bastoncitos).

Subrayó que DHA tiene una función muy importante en el desarrollo del cerebro humano, “en el desarrollo cognitivo de la inteligencia de los niños, así como también en la capacidad visual de los infantes”.

Puntualizó que la importancia de DHA es que podríamos tener niños que podrían tener de tres a seis puntos más de coeficiente intelectual, podríamos tener generaciones de niños muchos más inteligentes si nos empezamos a preocupar de este nutriente”.

 

Total
10
Shares