El emprendedor Miguel Villarreal experimentó durante varios años la complejidad de comer en una oficina, ya que siempre tenía dos opciones: pagar altos precios para comer bien o comer mal con precios accesibles. Este análisis derivó en una gran idea que se convirtió en “Lunch Break”.

Lunch Break es una plataforma en línea, a través de la cual las empresas pueden proveer el servicio de alimentación a sus empleados sin tener que contar con la infraestructura física de comedor de sitio.

 

El modelo de negocio de Lunch Break fue todo un éxito, generando un crecimiento rápido que lo llevó a buscar a socios estratégicos que le permitieran continuar con dicho crecimiento.

 

 

 

Fue en 2018, cuando Villareal conoció a Corporate Venturing “BlueBox”, firma que llamó su atención por trabajar con líderes de la industria y conectarlos con emprendedores a través de programas de innovación e inversión. Con el capital adecuado y el interés que pusieron en su proyecto, pudieron ayudarlo a mantener y continuar con su racha de crecimiento.

“El capital necesario para estas rondas iniciales no es complejo de conseguir, el verdadero reto es afiliar a inversionistas que aporten un valor agregado estratégico”, explicó Miguel Villarreal, ahora CEO Lunchbreak.

De hecho, para la desarrollara de negocios BlueBox, empresas como LunchBreak ofrecen soluciones a los nuevos retos para cubrir necesidades actuales que brindan ventajas competitivas a corporativos de la industria en cosas aparentemente sencillas como el comedor de la empresa.

“Lunchbreak generará disrupción en la industria de Food Delivery y comedores institucionales. Es una solución saludable y accesible al mercado laboral en todo el mundo”, aseguró Alejandro Cortés, líder de BlueBox.

Lunch Break se visualiza comercializando al menos 10,000 comidas diarias dentro de los próximos 5 años, un reto de crecimiento que BlueBox Ventures planea llevar de la mano con Miguel villareal.

Total
6
Shares