Seguro alguna vez has probado este delicioso platillo mexicano que es todo un clásico navideño. Pero, ¿desde cuándo es que los romeritos llegaron a nuestra mesa para deleite de nuestro paladar?

Una vez más, la época prehispánica de nuestro país es la responsable de ello, ya que los romeritos, que curiosamente no tienen que ver con el romero, son un quelite que era consumido desde entonces; incluso, los aztecas lo valoraban altamente como alimento beneficioso para la salud.

Hoy, la ciencia confirma su creencia. Los romeritos, que al crecer en la milpa fueron considerados por los españoles como simple maleza invasiva, contienen grandes cantidades de vitaminas A y C, así como fibra, potasio y hierro.

Sin embargo, el famoso platillo que hoy conocemos como “Romeritos en mole”, por obviedad, nació durante la Nueva España, durante las épocas festivas, sobre todo aquellas relacionadas al culto religioso, pues se buscaba evitar la carne.

Actualmente, según el Servicio de Información Agroalimentaria y Pequera, el romerito, que es una planta con apariencia de arbusto pequeño de 60 a 100 cm de altura con hojas verdes, flores pequeñas y fruto seco, se distribuye en 10 estados de la República Mexicana, pero es en la zona central del país donde se ha desarrollado ampliamente como alimento, de tal forma que se ha integrado a nuestra identidad mexicana y cultura gastronómica alrededor del mundo.

Ya sabes que los Romeritos en Mole van acompañados de papas cambray, nopales y tortitas de camarones secos. ¿Se te antojan para estas fechas?

Fuentes: varias / redacción BHR

 

Total
15
Shares