Los llamados superfoods (superalimentos), comenzaron a tener mucha popularidad desde hace un par de años, no obstante, la pregunta es: ¿Son necesarios para tener buena salud, o sólo son una moda?

Esta gama de alimento fue nombrada así por el estadounidense Steven G. Pratt, y son aquellos que tienen grandes cualidades antioxidantes, lo que automáticamente mantiene más jóvenes a las células del cuerpo humano; mientras contribuyen a la buena digestión, regulan el colesterol y mantienen a raya los niveles de azúcar en la sangre.

Expertos señalan que consumir estos alimentos, de cierta forma, es una moda. Por supuesto esto no quiere decir que dichos alimentos no tengan ciertas bondades, es sólo que el auge de las dietas y el estilo de vida saludable que nos bombardea en las redes sociales los ha hecho más conocidos.

El alto contenido nutricional de los superalimentos, no hace obligatoria su ingesta. en ocasiones pueden llegar a ser más costosos y no son indispensables para tener una alimentación óptima, eso se logra comiendo de manera equilibrada.

México es tierra fértil y pionera en la producción del amaranto, chía, cacao, moringa; cotizados tanto a nivel local como en cientos de países, por ser parte de esta tendencia.

Los pioneros

Antes de que toda esta moda se desatara, seguramente ya consumías superfoods, y estos son tres claros ejemplos.

Frijol

México tiene en el frijol negro, uno de los superfoods ancestrales, tanto que este grano repleto de hierro, calcio, fibra, potasio y vitamina B, entre otras riquezas, fue consumido y propagado por el continente a cargo de Cristóbal Colón; quien los llamó “faxones” y “favas”.

Aguacate

El «oro verde» que también es un superalimento y habitual en la mesa de toda familia mexicana. Los fitoquímicos antioxidantes ponderan a este fruto; los fitoesteroles y esteroles lo fortalecen para combatir el colesterol, mientras aporta calcio, vitamina E y luteína, esta última, para tener una óptima salud visual.

Mate

Altamente consumido en Argentina y Uruguay, recientemente la yerba mate también tiene la etiqueta de superfood, aunque sus bondades, son ancestrales como su existencia. El alto contenido de cafeína mantiene a alerta y lúcido a quien lo consume; además aporta antioxidantes, aminoácidos y potasio. Científicos de la Universidad de Illinois, revelaron que el mate aumenta el colesterol bueno (HDL) y protege el corazón.