¿Alguna vez te has preguntado qué vino va con cada tipo de comida?  Ya que hay de muchos tipos, aquí te diremos con qué vino puedes acompañar tus platillos.

  • Paellas y arroces en general:  A los arroces en general les van bien los blancos ligeros y secos, con aromas frutales pero no demasiado dulces, o bien con toques de acidez, aunque matizada.

  • Mariscos:   Le van los blancos en general, incluso los dulces y florales. Desde blancos secos y ácidos a otros untuosos y pasados por barrica.  La razón es que el marisco es un producto con gran variedad de sabores, desde el cuerpo a la cabeza y tiene puntos tanto fuertes como suaves. Debemos evitar los vinos licorosos dulces, que reservaremos solo para los postres. Los rosados casan bien con el marisco.
  • Carnes de ave: La carne de ave tiene bastantes registros en función del animal del que provenga y el guiso que se haga. El pollo asado o a la plancha, al igual que el pavo, se acompaña con vinos blancos secos pero no ácidos.

  • Ensaladas: A las ensaladas les va bien tanto el rosado como el blanco seco con aroma frutal, pero no los vinos con toque dulce. Puede funcionar un blanco con cierta acidez que acompañe por su frescor en boca.
  • Carnes frías: Para un roast beef, o un carpaccio, funciona bien un blanco seco, con o sin cuerpo, así como tintos ligeros.  Pueden ir bien los rosados, pero conviene evitar los tintos potentes, ya que pueden enmascarar el sabor de la carne, que no es muy fuerte.
  • Pescados blancos: Los pescados blancos y a la plancha casan muy bien con los blancos secos ácidos.

Total
11
Shares