La primera ministra británica, Theresa May, hizo su último intento para convencer a los diputados de la necesaria aprobación de su plan para la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), a tan sólo un día de la crucial votación que se realizará en la Cámara de los Comunes, este martes 14 de enero.

“Pido a los diputados que consideren las consecuencias de sus acciones sobre la fe de los británicos en nuestra democracia”, expresó May.

The Guardian explicó que este esfuerzo de la jefa de gobierno británica se da ante las versiones de que la UE se estaría preparando para extender hasta julio 2019 la fecha de la salida de Reino Unido, debido a la oposición.

May, quien ha intensificado sus contactos con la UE en busca de nuevas garantías que permitan calmar las suspicacias de los diputados,  mencionó que sólo hay tres opciones puestas sobre la mesa: Brexit con acuerdo, Brexit sin acuerdo y no Brexit.

“Sin un acuerdo no tendríamos ningún plazo de aplicación; ninguna cooperación en materia de seguridad; ninguna garantía para los ciudadanos británicos en el extranjero y tampoco ninguna seguridad para las empresas y los trabajadores de todo Reino Unido”, advirtió.

 

Fuente: NTX

Notas relacionadas:

Theresa May no cede: Brexit se mantiene pese a renuncias de gabinete

 

Total
3
Shares