En el marco de la Cumbre del G20, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, llamó a “suavizar las tensiones comerciales” y modernizar el sistema de comercio multilateral.

En una declaración, Lagarde alertó que “de permanecer vigentes los aranceles recientemente elevados, y de implementarse los anunciados para 2020, el PIB mundial podría perder aproximadamente tres cuartas partes de un punto porcentual”.

“Si, por el contrario, las restricciones del comercio de servicios se redujeran un 15 por ciento, el PIB mundial podría aumentar medio punto porcentual”, apuntó.

Lagarde describió que la decisión a tomarse era clara, ya que existe una necesidad urgente de dar marcha atrás a los recientes aumentos y modernizar a base de reglas el sistema de comercio multilateral.

”He subrayado que el crecimiento mundial sigue siendo vigoroso, pero se está tornando más desigual. Las presiones sobre los mercados emergentes han estado en aumento y las tensiones comerciales han empezado a tener repercusiones negativas”.

También alertó sobre el nivel excesivo de deuda mundial: “Alrededor de 182 billones de dólares según las estimaciones del FMI”, aseguró.

Por último, planteó “eliminar los obstáculos jurídicos que impidan la participación de la mujer en la economía” para abordar los niveles elevados y persistentes de desigualdad.