¿Necesitas inspiración y girl power? Pues tienes que conocer la historia de Mari Loli Sánchez Cano, presidenta de Jafra México. No es sorpresa para nadie que las empresas dedicadas a la venta directa han crecido potencialmente en todo el mundo, siendo nuestro país uno de los mercados más fuertes.

Una de las empresas líderes en el ramo es Jafra, que en el caso del territorio nacional está orgullosamente representada por una mujer: Mari Loli, quien lleva más de una década ocupando su cargo bajo la filosofía de la compañía «transformar vidas» (desde 2007) pero ha sido fiel al corporativo desde 1991, empezando «desde abajo».

Un nuevo camino

Cano es hija de refugiados españoles y siempre ha visto, sentido y vivido a México como su hogar. Es licenciada en Comunicaciones por la Universidad Iberoamericana y antes de llegar a Jafra tuvo la oportunidad de trabajar en radio y televisión.

De acuerdo con las estadísticas, en nuestro país se venden 60 productos de la marca por minuto, esto convierte a México en el segundo mercado más importante para la compañía, sólo una pequeña muestra del lugar al que una mujer ha logrado llegar junto con su trabajo.

Por si fuera poco, este año Jafra apareció dentro del listado Great Place to Work. Sánchez Cano ha aparecido en diversos listados que la colocan como una de las mujeres más influyentes y poderosas de esta industria.

Por supuesto nada de esto sería posible sin la fuerza de trabajo principal de la compañía: las mujeres. Además recientemente la empresa, que durante años sólo aceptó féminas para su línea de consultoras, comenzó a admitir hombres, haciendo de este un negocio más equitativo.