La carrera espacial que se dio entre Estados Unidos y la Unión Soviética de 1957 a 1975, puso a trabajar a algunas delas mentes más brillantes de ambas naciones. Como sabemos este capítulo de la historia terminó consagrando a nuestro país vecino como el primer país en llevar a un hombre a la Luna.

Pero para que eso sucediera hubo una mujer clave, se trató de la matemática Katherine Johnson, ella trabajó durante años en los cálculos necesarios para que el viaje a la Luna fuera un éxito.

Katherine era parte del equipo de las conocidas como “computadoras humanas” y participó en diferentes proyectos, entre ellos el Mercury y el Apolo 11, esta última fue la misión que llevó por primera vez una nave tripulada al satélite natural de la Tierra en 1969.

En 2015, Johnson recibió la Medalla Presidencial de la Libertad, hasta la fecha es la única mujer de la NASA que se ha hecho acreedora de este reconocimiento.

En 2017 se estrenó la película “Talentos ocultos” (Hidden Figures) que relata la historia de tres mujeres afroamericanas en la NASA a comienzos de los años 60, una de esas historias está inspirada en la vida de Katherine Johnson, de hecho el elenco del filme tuvo la oportunidad de convivir con esta brillante mujer durante la entrega de los premios Oscar.