Muchas de las personas que tienen una vida laboral activa no se encuentran realizando las actividades que realmente les apasionan.

Si te encuentras en esta situación y quieres aventar todo por la borda, te pedimos que consideres lo siguiente antes de tomar una decisión:

1. La pasión cambia: Lo que amamos un día puede ser algo de lo que en un futuro no queramos hacer. Trata de tomar decisiones que te den espacio para evolucionar y adaptarte.

2. Encuentra una causa: Una vez que tengas una buena idea de reajuste de carrera, planifica cómo vas a asegurar un primer empleo, además de establecer metas.

3. A menudo no se pagan: Sólo un pequeño porcentaje de personas que siguen su pasión en el deporte o las artes de manera profesional logra ganarse la vida. Enfoca tu carrera en algo que te dará un nivel económico de estabilidad primero.

4. Mejor colabora: Un grupo de personas trabajando en una misma pasión tiene mucho más sentido que cuando se trabaja solo. Utiliza ese amor que tienes y contribuye con los demás.