María Luisa Albores González, líder de la Secretaría de Bienestar, anunció el traslado de la dependencia hacia la capital oaxaqueña y un cambio profundo para México que «incia desde las regiones que por décadas han permanecido en el olvido”.

Aseguró que la Secretaría de Bienestar empieza un camino de transformación para que los mexicanos gocen de una vida mejor. “Hemos de empeñarnos en un cambio de fondo, en el que nuestra prioridad sea la gente y, de manera muy especial, quienes menos tienen”, expresó Albores.

Al presentar los lineamientos, alcances y objetivos de la Política Social, dijo que, entre las prioridades del Gobierno mexicano, está la de impulsar el desarrollo de las personas y de sus comunidades como un ejercicio efectivo de inclusión social.

“Estaremos cerca de la gente donde trabaja y vive. Iremos a la sierra, a los valles, a la selva, a las zonas urbanas marginadas para orientar nuestro trabajo a partir de las necesidades y demandas de quienes menos tienen”, aseguró la secretaria de Bienestar.

Así, destacó también que es desde el territorio y no desde el escritorio como se combate la desigualdad.

Ante el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, y servidores públicos, la funcionaria resaltó que se dará especial atención a las personas que tradicionalmente han estado olvidadas: niños, jóvenes, indígenas, adultos mayores, mujeres y personas con discapacidad.

Subrayó que el trabajo por el bienestar se realizará en coordinación con los tres órdenes de gobierno y de manera colaborativa, solidaria y en equipo con la propia gente.

Fuente: NTX