Para muchos, trabajar desde casa es todo un placer, sin embargo para otros las distracciones se multiplican y la falta de organización puede hacer de esta actividad una pesadilla. Es por eso que te recomendamos echar un ojo a estos tips que te ayudarán a que el home office sea una experiencia grata y productiva.

  1. Haz una rutina regular
    Pon tu alarma, levántate a tiempo y prepárate como si fueras a la oficina: Haz ejercicio, desayuna, date un baño, etc.
  2. Define un lugar fijo y equipado
    Con todo lo que necesitas en el día a día. Elige un espacio con buena iluminación, así evitarás forzar tu vista. Opta por un lugar que tenga ventilación, el aire fresco nos ayuda a mantener concentración.
  3. Establece y respeta horarios
    Ten clara tu hora de inicio, comida y término de jornada laboral. Define un par de breaks cortos en el día. Ejemplo: 10 min en la mañana y 10 min en la tarde para tomar un café.
  4. Prioriza tus actividades
    Separa lo que es urgente de lo que no. Esto evitará que te vuelvas disperso en tus metas y objetivos del trabajo.
  5. Evita las distracciones
    Como celular, televisión, y familia, aunque suene difícil, pues sabemos que con niños en casa es prácticamente imposible separar por completo el trabajo de la familia, pero no te preocupes, si se puede. Solo debes establecer una rutina con ejercicios para que ellos también estén “trabajando”.

¿Tienes niños en casa?

La dinámica puede verse modificada si hay pequeños en el hogar, es por eso que aquí te dejamos algunas actividades que te podrán servir de inspiración para que los más pequeños de casa se encuentren sumergidos en una dinámicas divertidas, educativas y recreativas, mientras tu continuas con tus actividades laborales.

  1. Prepara un espacio específico para que tu pequeño o pequeños lleven a cabo sus actividades durante el día, lo puedes llamar “la esquina del arte o de la creatividad”, designa una ropa para estas actividades, con esto el pequeño sabrá que no la debe manchar pero en caso de que lo haga, no habrá ningún problema.
  2. Deja todo el material que pienses que puedan utilizar para hacer volar su imaginación y despertar su lado más creativo, para que no te preocupes si manchan tu casa, previamente puedes cubrir el suelo con plástico o papel craft.
  3. Puedes destinar un día para una actividad, por ejemplo: lunes de números, martes de escritura, miércoles de actividades motrices, jueves de dibujo, y viernes de manualidades.
Fuente: Grupo FILA Dixon