La modelo transgénero Teddy Quinlivan, quien ha trabajado para diversas compañías como Carolina Herrera, Jeremy Scott y Versace, se convirtió en la imagen de la nueva campaña “Chanel Beauty”.

 

“Me parece que ya no lloro cuando las cosas están tristes, pero ¿no es interesante cuando derramamos lágrimas en los momentos de triunfo? Este fue uno de esos momentos de llanto triunfante para mí. Toda mi vida ha sido una pelea”, escribió la también activista en sus redes sociales.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

💄CHANEL BEAUTY💄 -I find I don’t cry anymore when things are sad, but isn’t it interesting when we shed tears in moments of triumph. This was one of those triumphant cry moments for me. My whole life has been a fight. From being bullied at school consistently, kids threatening to kill me and going into graphic detail how they were going to do it, my own father beating me and calling me a fagot, to receiving industry blowback after speaking publicly about being sexually assaulted on the job… This was a victory that made all of that shit worth it. I had walked 2 shows for Chanel while I was living in stealth ( stealth meaning I hadn’t made my trans identity public yet) and when I came out I knew I’d stop working with some brands, I thought I’d never work with the iconic house of Chanel ever again. But here I am in Chanel Beauty Advertising. I am the first openly trans person to work for the house of Chanel, and I am deeply humbled and proud to represent my community. The world will kick you down, spit on you, and tell you you’re worthless. It’s your job to have the strength to stand up and push on, to keep fighting, Because if you give up then you will never experience the tears of triumph. Thank you to everyone who made this dream a reality! @nicolaskantor @shazmakeup @sebastienrichard1 @casadevallbelen

Una publicación compartida por Theodora Quinlivan (@teddy_quinlivan) el


Teddy, quien fuera también protagonista de la campaña MILK Makeup de Kush y Colorken Lacquers de Redken, se convierte así en la primera modelo transgénero en trabajar para la firma de moda francesa.

Quinlivan recordó que de pequeño fue acosado constantemente en la escuela, además de que su padre lo golpeaba y lo llamaba maricón, por lo que su contrato con Chanel supone “una victoria que hizo que toda esa mierda valiera la pena”.

Antes de hacer pública su identidad transgénero, Teddy hizo dos pasarelas con Chanel, algo que pensó no volvería a pasar, “cuando salí, supe que dejaría de trabajar con algunas marcas, pensé que nunca trabajaría con la icónica casa de Chanel nunca más”.

Ahora es la primera persona abiertamente trans que trabaja para la casa francesa. “El mundo te derribará, te escupirá y te dirá que no vales nada. Es tu trabajo tener la fuerza para pararte y seguir adelante, para seguir luchando, porque si te rindes, nunca experimentarás las lágrimas de triunfo. ¡Gracias a todos los que hicieron realidad este sueño!”, añadió en su publicación.