Actualmente la competencia del mercado es grande, es por eso que para conseguir un empleo debe existir un plus en el candidato al puesto, ese algo que haga que los reclutadores miren a esa persona como su mejor alternativa. Por supuesto tu preparación es de suma importancia, sin embargo existen otros puntos que pueden ayudarte a fortalecer tu imagen, aquí te damos cinco:

  1. Elabora un CV llamativo: mantener tu información laboral al día te facilitará todo. Debes presentar un curriculum actualizado y que llame la atención, olvídate de el típico listado. Te recomendamos visitar Pinterest para inspirarte.
  2. Investiga: es de suma importancia que sepas sobre el lugar en el que te estás presentando. Si de verdad quieres ese empleo toma tiempo para averiguar cuál es el giro de la compañía. seguramente el reclutador te preguntará que sabes al respecto y no quieres que haya un silencio incomodo.
  3. Cuida tu apariencia: el paso anterior te dará la pauta para saber cuál es la etiqueta bajo la que se guía la compañía en la que te presentarás. Sin importar tu estilo puedes adecuar prendas que te hagan ver presentable y profesional.
  4. Puntualidad: en la mayoría de los espacios de trabajo te pedirán que cumplas con cierto horario, ya sea para las jornadas laborales o para las fechas de entrega, es por eso que esta primera impresión es vital, además demuestras que valoras y respetas tu tiempo y el de los demás.
  5. Seguridad ante todo: el discurso hablado es importante, pero el que da tu cuerpo puede marcar la diferencia. Es normal que te sientas nerviosa pero no dejes que eso te detenga,  demuestra que eres capaz de controlar tus emociones y actuar de forma profesional.