Cada vez es más común que las empresas abran negociaciones a niveles globales, o por lo menos fuera de su ciudad. Esto ocasiona que en diferentes ocasiones los empleados tengan que salir de viaje de negocios para ampliar sus redes de aliados.

Conocer nuevos mercados, culturas y modelos de negocio enriquecen la calidad de las operaciones y generan una competencia sana en el mercado.

Las empresas que implementan esta práctica deben estar consientes de que aunque su colaborador esté fuera , sigue cumpliendo con un encargo de trabajo; esto quiere decir que si durante su viaje sufre algún percance debe encontrarse respaldado por la compañía.

De acuerdo con la aseguradora Chubb México, contratar un seguro de viaje permite proteger y beneficiar a los colaboradores mientras se encuentran fuera.

Para cualquier persona es necesario tener garantía de que se encuentra protegido al realizar su trabajo. Los imprevistos jamás se controlan, pero sí se puede mitigar el daño al adquirir una cobertura del tipo, que se adapte a las necesidades de viajero de negocios.