Una vida sexual plena es, sin duda, un factor de gran influencia en nuestra felicidad, autoestima, salud física, mental y más. Con los años es normal que, como nuestro cuerpo, nuestros gustos vayan cambiando; por ello resulta de suma relevancia realizar ejercicios de autoconocimiento que permitan disfrutar por completo de nuestra sexualidad.

En este sentido, la Universidad de Harvard dio a conocer sus 11 mejores consejos para mejorar tu vida sexual.
  1. Infórmate: utiliza la tecnología a tu favor, mucha de la información que te puede ayudar está, literalmente, en la palma de tu mano y a un click. Asegúrate de incluir a tu pareja en este proceso.
  2. Date tiempo: tu cuerpo sabe hablar, sólo hace falta que lo escuches; es normal que con la edad los reflejos sexuales se retrasen, no te frustres. Si necesitas más tiempo para llegar al orgasmo, relájate, crea un entorno tranquilo y sin interrupciones, este momento es tuyo y de tu pareja.
  3. Lubrícate: no es regla que esto le pase únicamente a las mujeres que van entrando a la menopausia, lo que sí es cierto es que en esta etapa es más común que se sufra de sequedad vaginal; no te preocupes, puedes utilizar geles lubricantes.
  4. Sé afectuoso: tensar el momento no es la opción, mantén el vínculo emocional involucrando besos y abrazos.
  5. Practica el contacto: se trata de tocarse el uno al otro mientras cada uno se concentra en sus percepciones y su sensualidad.
  6. Prueba diferentes posturas: la idea es descubrir en qué espacio se sienten cómodos, y por supuesto divertirse.
  7. Escribe tus fantasías: exploren prácticas que crean que serán excitantes en pareja. Por ejemplo, piensa en situaciones que te resultan excitantes y explícaselas. Este ejercicio es especialmente útil para parejas con poco deseo sexual.
  8.  Prueba los ejercicios de Kegel: sirven para fortalecer los músculos pélvicos. Hacerlo mejorará las condiciones físicas para la vida sexual.
  9. Trata de relajarse: recuerda que este es un proceso de aprendizaje; haz algo que te calme y te haga sentir bien antes de iniciar las relaciones sexuales. Algunos ejemplos pueden ser salir a cenar o practicar técnicas de relajación como ejercicios de respiración.
  10. Usa vibradores: los vibradores pueden ayudar a las mujeres a conocerse mejor sexualmente, por lo que pueden explicar a su pareja qué es lo que les gusta.
  11. No te rindas: el proceso puede ser lento, pero como en todo la clave se encuentra en la constancia. Si la situación no presenta avances, recuerda que los profesionales están para ayudarte, acude con un especialista que te brinde un mejor panorama.