La mayoría de las mujeres embarazadas y, hay que decirlo, las mujeres en general presentamos estrías en la piel como consecuencia del cambio hormonal y del rápido estiramiento de la piel del abdomen, por lo que en esa zona es frecuente su aparición, pero también lo es en los muslos, mamas  y  glúteos.

La dermatóloga egresada de la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea, Isela Méndez, en entrevista para Mujer Ejecutiva, explicó que una estría es una cicatriz; es decir, una falta de continuidad a nivel de la dermis debido a una ruptura de elastina y colágeno que al repararse provoca una depresión en la piel.

Es en la adolescencia femenina cuando pueden aparecer las primeras estrías, ya que es cuando se presenta un crecimiento acelerado y cambios en el cuerpo.  Subir de peso, el embarazo y la genética serían las otras situaciones que invitan a las estrías a presentarse.

 “Es muy difícil que a una mujer no le salgan. Creo que no he visto a una mujer sin estrías ni de 20 años”, comentó la especialista.

Las estrías pueden ser rojizas y blancas y esto únicamente corresponde a su etapa de desarrollo, pues, al principio de su aparición, éstas adoptan la forma de líneas delgadas y rojizas; luego, al cabo de un tiempo, suelen tornarse blancas y mostrarse moderada o ligeramente profundas.

Sin embargo, Isela nos comparte un dato esperanzador que ayuda a eliminar, en gran medida, su molesta aparición:

“Las estrías rojas se pueden quitar con un láser vascular que actúa en la hemoglobina, que es la sangre que está dentro de los vasos sanguíneos, para hacer que estos vasos desaparezcan y así sólo quede lo blanco, que a su vez desaparece al 50 % con un láser que estimula la producción de colágeno, asegura la experta.

En cuánto a las embarazadas, a quienes les empiezan a salir las estrías en los últimos tres o dos meses de embarazo y posterior al parto, la dermatóloga aconseja a fin de prevenir su aparición:

 -Evitar el aumento excesivo de peso. Únicamente lo correspondiente al producto, la placenta y el líquido miótico “porque si alguien sube 10 kilos y el producto sólo es de 3 kilos, los otros 7 son de ella”.

 -Cuidar la alimentación favoreciendo el consumo de alimentos que favorezcan a la salud de la piel.

Ponerse mucha crema.  Solamente se pueden usar cremas hidratantes durante el embarazo, ya que las cremas con retinol sólo pueden usarlas las hombres y las mujeres que NO están embarazadas ni amamantando.

 -Hidratarse constantemente.

Si las estrías ya han aparecido, es posible a recurrir al tratamiento láser una vez que se ha terminado de amamantar, pero Isela Méndez subrayó la importancia de acudir a los especialistas, pues aunque la tecnología para ello es muy sofisticada también puede ser peligrosa en las manos equivocadas como cualquier otra cirugía estética. La recuperación luego de acudir a este procedimiento puede tardar un tiempo aproximado de 30 días.

Una piel bella pese al frío

Como un tip adicional, fuera del ámbito de las estrías pero de igual modo para la belleza de nuestra piel, la experta nos recomienda para esta temporada frío untarnos crema de tres a cutro veces al día combianada con urea y vaselina, así como lavarnos el rostro con agua tibia, durante un lapso de cinco minutos con un jabón suave e hidratante.

Para más información sobre nuestra entrevistada, puedes consultar su página: http://www.iselamendez.mx/

Por Beatriz H. Romano