Con un poco de autocontrol y algunos ajustes simples, se puede disfrutar de todas las fiestas sin sabotear el peso corporal.

La falta de sueño, la abundancia de comida y el estrés de la época son la combinación perfecta para ganar algunos kilos. Por ello, para evitar subir de peso es importante, descansar correctamente, no saltarse comidas y controlar el estrés, afirma Kristen Kizer, dietista del Houston Methodist Hospital.

Entre las principales sugerencias, subrayó que dormir bien en esta época es primordial, ya que menos de seis horas de sueño provoca antojos de alimentos azucarados y almidonados y disminuye la preferencia de comer alimentos más saludables, además de ayudar a regerarse rápidamente a las células.

Si tú descanso es inadecuado en un prolongado tiempo, tu cuerpo reaccionará buscando internamente la energía necesaria que haga desaparecer la fatiga en vez de cumplir la función de quemar la grasa y transformarla justamente en energía

De hecho, el dormir menos de 7 horas se altera la producción de dos hormonas participantes del peso corporal:

1. Grelina: estimula el apetito cuando se duerme poco y se produce en mayor cantidad.

2. Leptina: manda la señal al cerebro de que estamos satisfechos. En este caso, y contrariamente, disminuye su producción.

Por si fuera poco, la falta de sueño también puede activar la hormona cortisol, la causante de que nuestro cuerpo almacene grasa abdominal.

Así que ya lo sabes, elige bien tus fiestas decembrinas y administra bien tus horas de descanso.

Fuentes: Varias