¿Te ha pasado que te sientes fatigada durante todo el día sin razón aparente? No importan cuántas tazas de café tomes, tu cuerpo parece no reaccionar. Pues existen varios motivos que pueden estar causando ese cansancio, aquí te decimos seis.

No bebes suficiente agua

Para que tu cuerpo funcione de forma correcta debe estar bien hidratado, puedes identificar que te esta pidiendo agua de forma desesperada cuando te da sed, pues esta señal sólo es mandada cuando hay deshidratación.

Te está haciendo falta descansar

No se trata únicamente del número de horas que duermas, sino que verdaderamente te relajes. Es decir, no sólo la cantidad es importante, sino la calidad. Puede que no estés descansando por haber cenado muy pesado o por tener tantas cosas en la mente que no te permites desconectarte ni un momento.

Tu espacio para dormir está desordenado

Cuando el lugar que se supone está destinado para descansar es un caos, no dejas que tu mente entre en un estado de relajación, y ese constante desorden del mundo exterior llega hasta lo más íntimo de tu hogar. Procura mantener tu lugar para dormir ordenado y limpio.

Comes mal

Tu cuerpo es como un vehículo, necesita de combustible  para poder funcionar, sin embargo, si el combustible que le suministras no es el adecuado, lo único que lograras es dañar el motor, o en este caso, evitar que su funcionamiento sea óptimo.

No haces ejercicio

Aunque pienses que hacerlo te hará sentir aún más agotada, te equivocas. El ejercicio ayuda a liberar endorfinas que te harán sentir más despierta durante todo el día, no es necesario que hagas muchas horas de actividad física, comienza por 20 minutos.