¿Has intentado hacer dieta, pero no tienes mucho éxito? Tal vez la razón no está en lo que comes sino en cómo te sientes, una persona que está bien por dentro estará bien por fuera.

La inestabilidad emocional genera ansiedad que se refleja de muchas maneras, una de ellas es refugiarse en la comida como una satisfacción, a esto se le llama trastornos alimenticios y cuando esto sucede tus porciones se duplican o triplican.

“Lograr un equilibrio de mente y cuerpo es muy importante. Lo recomendable es acudir con un especialista quien te ayudará a entender los cambios que se presentan en tu vida. El cuidado de nuestro peso, la alimentación y los hábitos saludables, no son más que la expresión del esfuerzo, la dedicación y la constancia que somos capaces de ofrecernos” comentó Allan J. Hernández Cerón psicoterapeuta de las clínicas Vime.

Cuando presentas ya un estado de obesidad las consecuencias son mayores, ya que comienzas a padecer limitaciones físicas y problemas de salud como: diabetes, hipertensión, problemas cardiacos e incluso cáncer.

La principal causa de la obesidad en nuestro país son los malos hábitos alimenticios y la falta de ejercitación diaria, las extensas jornadas laborales son también otra de las razones principales por las cuales el incremento de las personas obesas nos lleva a posicionarnos en el primer y segundo lugar a nivel mundial.

¿Cómo contrarrestar la situación?

Antes que nada una sana alimentación y ejercicio diario, debe ser un hábito en las familias mexicanas. La parte psicológica también afecta de manera importante, puede no ser un proceso fácil ya que, la inseguridad toma un papel muy relevante en estos casos.

TE PUEDE INTERESAR5 COLACIONES DELICIOSAS Y SALUDABLES QUE PUEDES LLEVAR A LA OFICINA

La aceptación es el apoyo y motivación más grande que puedas otorgarte, cuida tu estado emocional.

Mantener un peso saludable te ayudará a verte y sentirte mejor, recuperar tu confianza, tus relaciones personales, familiares y laborales se favorecen, tu estado de ánimo se ve igualmente beneficiado y lo mejor, no pones en riesgo tu salud ante la posibilidad de desarrollar enfermedades como diabetes, hipertensión o cáncer.