La temporada decembrina terminó y muchas de nosotras buscamos algo práctico, saludable y rico para llevar a la oficina o para preparar el lunch de los más pequeños.

El desayuno, suele ser un desafío importante para las mamás, por eso te decimos cómo lograr un lunch de 10 que sea bueno para ti y las personas en casa 

¿Qué debe contener?

Lo ideal es que contenga frutas o verduras, algún alimento hecho a base de cereales y un alimento rico en proteínas; o al menos dos de los tres.

Podemos preparar un sándwich, torta o alguna otra preparación que contenga alimentos de varios grupos.

¿Cuál es la cantidad adecuada?

El lunch debe representar alrededor de un cuarto de la energía y los nutrimentos que una persona necesita en el día; es decir contener la cantidad suficiente de energía para rendir en el día.

En el caso de los niños, recuerda que su estómago es pequeño, por lo que necesitan alimentos que en pequeñas cantidades que aporten la cantidad de nutrientes suficientes.

Por ejemplo, un lunch adecuado para un niño preescolar puede ser medio sándwich y media taza de zanahoria picada, mientras que un niño en quinto de primaria necesitaría el sándwich completo y una taza de zanahoria.

Planea con anticipación

Te recomendamos hacer una lista de qué prepararás para toda la semana.

Esto te ayudará a evitar prisas innecesarias que suelen llevarte a improvisar y arriesgarte a que el lunch no sea todo lo nutritivo que debería.