Charles Eaton, de la Escuela de Medicina Alpert de la Universidad de Brown (Estados Unidos), junto con un equipo de investigadores de varias instituciones, estudiaron la ingesta de magnesio en más de 153 mil mujeres posmenopáusicas e identificaron el desarrollo de enfermedad coronaria mortal y muerte súbita cardíaca durante los siguientes 10 años y medio.

Un mayor consumo de magnesio redujo el riesgo de una enfermedad coronaria mortal, estableció el trabajo titulado “Asociación de la ingesta dietética de magnesio con enfermedad coronaria fatal y muerte cardíaca súbita: hallazgos de la Iniciativa para la Salud de la Mujer».

El estudio reveló una disminución de la enfermedad coronaria en la mayoría de esas mujeres.

De confirmarse estos resultados, la investigación futura debería probar si las mujeres de alto riesgo se beneficiarían de los suplementos de magnesio para reducir el riesgo de enfermedad coronaria mortal, dijo Susan G. Kornstein, editora en jefe de la revista Journal of Women’s Health y directora ejecutiva del Instituto Commonwealth para la Salud de la Mujer de la Universidad de Virgin