El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes, afortunadamente este tiene un gran combatiente, se trata de una vacuna.

Las vacunas protegen contra la infección del virus que puede ser transmitido por contacto sexual en 40 de sus más de 200 tipos. Generalmente su presencia genera verrugas genitales y algunos tipos pueden causar cáncer de cuello uterino, ano, orofaringe, pene, vagina y vulva.

Ésta debería ser administrada tanto a hombres como a mujeres pero ¿en qué momento?

Pues de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (Cdc) estos son los dos parámetros de edad:

  • Deberán vacunarse todos los niños (hombres) de 11 años, antes del inicio de experiencia sexuales con el fin de protegerlos. Se trata de dos inyecciones con una separación de 6 a 12 meses.
  • Las mujeres pueden protegerse hasta los 26 años y los hombres hasta los 21 años.

 ¿Cómo funciona?

La vacuna contra el VPH estimula la producción de anticuerpos para que en caso de presentarse un encuentro con el virus en el futuro el cuerpo sabrá combatirlo. Sin embargo hay que tener en cuenta que ésta no protege contra otras enfermedades de transmisión sexual ni ataca infecciones existentes.