Una mujer estuvo a punto de perder la vida luego de que su implante anticonceptivo, que llevaba colocado en uno de sus brazos, se desplazara hacia su pulmón.

El reporte fue dado a conocer a través de la revista BMJ Case Reports, donde se explica que el caso se presentó en Portugal.

La paciente acudió al medico para cambiar su implante por tercera ocasión en 2017. Sin embargo recientemente había presentado un sangrado vaginal “anormal” por lo que acudió a urgencias.

La sorpresa vino cuando los médicos intentaron retirar el implante, pues éste no se encontraba en el brazo de la mujer. Luego de realizar los estudios pertinentes se percataron de que este se había trasladado en dirección a uno de los pulmones.

La chica fue ingresada a quirófano para retirar el artefacto, que por fortuna, y pese al alto grado de riesgo de la cirugía, no le causó ningún daño.

De acuerdo con el reporte, las posibilidades de que los implantes se muevan es muy bajo, de hecho existen pocos casos en los que esto haya pasado, por lo que la información al respecto también es escasa.