En México, 14.3 % de la población padece de ansiedad crónica, por lo que la meditación y el poder disfrutar de los sonidos que ofrece la naturaleza se ha convertido en medidas altamente recomendadas, que contribuirían a una vida feliz y saludable.

Es muy común que las actividades de las personas, así como las zonas urbanas de la ciudad impidan tomar un momento para visitar lugares tranquilos y llenos de paz, como podría ser un paseo por un bosque o una playa, el cual es capaz de reducir el estrés, calmar el dolor y la ansiedad.

Por ese motivo, es necesario tomar un momento para nosotras, donde la meditación y la calma sean primordiales. Puedes ayudarte de sonidos de la naturaleza si es que no puedes salir de casa y sentarte o tumbarte en el piso para hacerte consciente de tu aquí y ahora.

Todo se reduce a la formación de hábitos, procura practicar sin desesperarse para enfocarte, despejar la mente y ejercitando el inhalar, retener y exhalar.

Si no tienes tiempo o dinero para escaparte seguido de la ciudad o tomar clases de yoga y meditación, ésta es una buena opción para ti.

Total
19
Shares