Después de un tratamiento contra el cáncer de mama, que concluye en una mastectomía, las pacientes decaen en su autoestima al afectarse su imagen corporal y su equilibrio psicológico; por ello, una opción que se debe ofrecer tras este proceso es la reconstrucción mamaria, afirmó el especialista en cirugía plástica, estética y reconstructiva, Alejandro Maciel Miranda.

En una mastectomía, el cirujano extirpa la totalidad de la mama, por lo que es primordial que las mujeres conozcan información sobre la reconstrucción mamaria, que puede efectuarse al mismo tiempo que la mastectomía, o bien meses o años después.

“Quienes deciden hacerse una cirugía estética para reconstruir sus senos recuperan su autoestima y logran un equilibrio psicológico, que fue alterado por el cáncer de mama y la privación de un órgano, que tiene un alto simbolismo femenino”, argumentó el experto.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud cada 30 segundos en algún lugar del mundo se diagnóstica a una mujer con cáncer de mama. En México este padecimiento se ha convertido en la segunda causa de muerte en mujeres entre 20 a 59 años.

“Tenemos que atender dos aspectos, uno son las campañas de detección oportuna, porque al identificarlo a tiempo el tratamiento es menos radical y deja menos secuelas; por otro lado, ofrecer de inmediato la información sobre la reconstrucción de mama. Muchas pacientes no lo saben y no lo solicitan. Tenemos un rezago en este tema”, refirió Maciel Miranda.

Igualmente, resaltó que es importante cambiar la idea que este tipo de cirugías se realizan por estética o vanidad, ya que se trata de una secuela del cáncer de mama y se tendría que ofrecer en el sector público como parte del tratamiento.