Cuántas veces hemos escuchado la frase “nadie nace sabiendo ser padre”.  A esto le agregamos todos los estándares y estereotipos que existen en la sociedad, de cómo ser “un buen padre”. Pero, ¿realmente se puede educar para ser un buen padre? Más adelante te daremos la respuesta.

Cómo padres, queremos lo mejor para nuestros hijos y es por esa misma razón por la que se puede caer en el error de no saber cómo educarlos. Empezamos a enfocar nuestros esfuerzos en planear su futuro como en qué escuela estudiarán, si debemos meterlos a alguna actividad ya sea deportiva o cultural, y la lista sigue y sigue.

Es aquí en dónde nos tenemos que detener un poco y preguntarnos, ¿Por qué lo hacemos? La respuesta es bastante simple: Todos queremos lo mejor para nuestros hijos.

Según el Psicólogo integral de Soluser, Jorge Japhet Villaseñor, explica que existe el síndrome de la excelencia hiperpaternidad, la cual consiste en planear cada momento de la vida de nuestros hijos. Las consecuencias de este tipo de crianza son muy negativas, pues tanto los padres como los hijos entran en un nivel de estrés muy elevado, que repercute en su salud.

Es por eso que el psicólogo menciona que la solución es re-educar, empezar por uno mismo, pues como padres somos su mejor ejemplo y sobre todo, fortalecer el círculo de confianza.

La receta mágica para lograr una buena educación se llama información

Para este tipo de padecimiento, se creó el entrenamiento llamado “Sí se puede educar para ser padres”, en donde de manera formal se crean modelos estructurales para el acompañamiento de los padres en estos procesos.

Este entrenamiento es impartido por la consultoría psicológica mexicana Soluser, quienes son especialistas en el manejo de estrés en las diversas etapas de la vida y tuvieron una participación importante en eventos como el terremoto del 2017, entre otros.

Este proceso se divide en cuatro módulos y abarca entre, entre otras cosas, el entendimiento del modelo de pensamiento infantil por etapas, procesos comunicacionales con los hijos de acuerdo con su edad y circunstancia, la formación de su realidad vs el mundo, sexualidad responsable y procesos de defensa vs violencia, bullying, abuso, pérdidas, por mencionar algunos.

 

Si te interesa asistir a este taller, tendrá una duración de 20 horas divididas en cuatro sábados. Para más información puedes consultarla directamente en su página.

Total
4
Shares