La tecnología no deja de sorprendernos, esta vez en el ramo de la salud gracias a la tomosíntesis, una técnica avanzada capaz de producir una imagen 3D de los senos para detectar posibles casos de cáncer de mama, aún cuando la paciente no haya presentado síntomas.

El objetivo es detectar de forma oportuna este padecimiento a través de un diagnóstico preciso.El equipo desarrollado por Simens Healthineers mejora hasta en 28% el diagnóstico en casos tempranos, además utiliza 30% menos dosis de radiación que los Rayos X.

Su función consiste en tomar múltiples imágenes de la mama desde distintos ángulos que se envían a una computadora que detalla una imagen tridimensional. Lo anterior incrementa el grado de detección al eliminar el ruido y las limitaciones de una imagen de mastografía tradicional.

“La tomosíntesis tiene muchos beneficios, el principal de ellos es que nos da oportunidad de una detección oportuna de cáncer, con un diagnóstico más temprano y con mayor certeza. Además de que no hay necesidad de hacer estudios adicionales ni re llamados para la paciente”, comentó el médico cirujano Juan Luis Ortiz De León, jefe de radiología, imagen y DOCMA.

La tasa de detección en estudios realizados con tomosíntesis aumentó hasta en un 43% además, ofrece hasta un 50% menos fuerza de compresión durante el estudio, disminuyendo las molestias sin afectar la calidad de imagen.