El uso de la tecnología 3D ofrece la oportunidad de que las mujeres con una mastectomía lateral o bilateral, puedan recuperar la naturalidad y perfección de sus senos, a través de clones de las mamas sanas.

“El escaneo que realiza de la mama sana, crea un molde tridimensional exacto y preciso, y ese diseño se imprime creando un molde, que nos servirá como patrón exacto para moldear el tejido y tener tanto la misma forma, como el mismo volumen”, explicó Alejandro Cruz Segura, especialista en cirugía plástica y reconstructiva del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Y es que, actualmente, se realiza la reconstrucción con tejido de la mujer mediante una conexión microvascular, pero se efectúa sin un patrón o un molde y la cuantificación del volumen o la forma es subjetiva, como popularmente se diría: al tanteo.

“En casi todas las ocasiones el colgajo está vivo, pero es más grande o más chico; y cuando le atinamos al volumen, la forma no nos queda y hay que volver a operar cinco o más veces, hay pacientes que se han llevado al menos cinco procedimientos y otras hasta 10 cirugías”, detalló el cirujano.

 El tejido tomado para realizar nuevas mamas, en 85 % de los casos, pertenece al abdomen de la propia paciente, lo que reduce el riesgo de rechazo por el organismo y que, además, ofrece un beneficio adicional: una cirugía estética en el abdomen dejándolo de mejor talla.

El médico adscrito al Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional La Raza, y líder del proyecto de reconstrucción mamaria con tecnología 3D, señaló que la nueva técnica permitiría realizar la cirugía en una sola intervención.

Para llevar esto a cabo, sólo se necesita que el IMSS adquiera un escáner y una impresora, cuyo costo es de aproximadamente 60 mil dólares, pero que en las primeras cinco o seis cirugías podría recuperarse la inversión.

De esta forma, el instituto se convertiría en pionero a nivel mundial, pues actualmente se hacen prótesis mamarias en 3D para uso externo y no para implantes permanentes, apuntó.

Beneficios que ofrece esta tecnología

-La paciente quedaría con una fina cicatriz en la parte superior del seno, menos agresiva que la de la mastectomía y con ello mejoraría la autoestima de las pacientes.

-Con el escáner se tomarían las medidas de la mama sana en una especie de fotografía y prácticamente se clonaría su forma y volumen para después imprimirla en un molde de silicón, siendo una práctica indolora y completamente segura para la persona.

-Cuando la paciente fuera sometida a una doble mastectomía, se le presentarían fotografías y moldes con diversas formas de senos para que la interesada pudiera elegir la que vaya más con su estilo y se realizarían los moldes, dejando ambas mamas con la misma forma y volumen.

 Por Maricela Palacio García

Notas relacionadas:

Reconstrucción mamaria gratuita como derecho

Total
20
Shares